Los orígenes

Gallegos, de Tejeda, Pérez Bulnes y Allende fueron algunas de las familias que pasaron por la Estancia de Saldán, el territorio que dio origen a lo que actualmente es Villa Allende.
Cinco siglos atrás, Jerónimo Luis de Cabrera le concedió estas tierras a Baltasar Gallegos como recompensa por la conquista de Córdoba, y en 1585 se fundó la estancia. Años más tarde (a mediados del siglo XVII) quedó en manos del primer poeta argentino, Luis de Tejeda, quien menciona en sus obras las “fértiles y amenas” campiñas de Saldán y sus “arroyos cristalinos”.

Por otro lado, en terrenos colindantes a esta propiedad existió entre 1734 y 1768 una reducción de aborígenes vilelas, que fueron trasladados desde Santiago del Estero por iniciativa del obispo Gutiérrez y Zevallos. Desarrollaron tareas agropecuarias y mineras y levantaron la Capilla de San José, que llegó a ser viceparroquia de la Catedral de Córdoba y que, luego de la muerte del obispo, guardó por un tiempo su corazón en un cofre de plata.
Durante los siglos siguientes, la Estancia de Saldán albergó también a religiosos y a héroes. El obispo Mercadillo la arrendó por unos años y, en 1814, cuando pertenecía a Pérez Bulnes, el General San Martín recuperó allí su salud e ideó el Cruce de los Andes.

Con el tiempo, las divisiones y ventas parcelaron la propiedad y, a fines del siglo XIX, la familia Allende construyó la primera urbanización. Se trataba de una zona llana, con suaves altibajos y arroyos, que quedó registrada en los planos de 1889 del agrimensor Bodereau.

De estancia a ciudad

En menos de un año, los hermanos Allende se vieron envueltos en problemas para continuar con el loteo. Su madre, Mercedes de Goycoechea, tomó las riendas del proyecto y sentó las bases del pueblo al donar terrenos para construir una capilla, un cementerio y una escuela. A su vez, el emprendimiento de Manuel Cornú, dueño de extensas propiedades, atrajo a familias adineradas de Córdoba que instalaron en el área sus casas de verano.

Así, la localidad nació como un lugar de esparcimiento a través de fiestas de elite, carnavales en la Av. Goycoechea, corsos y bailes en hoteles. Entre 1910 y 1940, la instalación del ferrocarril, la explotación minera y turística, la fundación del Córdoba Golf Club y la construcción de la iglesia promovieron el desarrollo de la ciudad y dieron origen a los primeros barrios.

Durante los años siguientes, los clubes impulsaron la vida social y deportiva de los vecinos: hubo espectáculos en San Cayetano, fútbol en el Sport Club y en el Club Quilmes y películas en el Cine Monumental. En los ‘60 se instalaron muchas de las actuales escuelas y se consolidó el primer dispensario.
Tras décadas de crecimiento, en 1981 Villa Allende fue reconocida oficialmente como ciudad. Hoy, este centro urbano sigue atrayendo a familias que buscan un aire distinto a pocos kilómetros de la capital cordobesa.

*Fuentes consultadas
  1. “Villa Allende, de pueblo a ciudad”, de Alejandro Moyano Aliaga, Alicia Saravia y Marta Martínez
  2. “La Villa Soñada – Décadas con historia”, de Antonio Leal
  3. “Córdoba Golf Club 1922-2012”, editado por Córdoba Golf Club
  4. Entrevistas a: Verónica Barrutia, Aníbal Cabrera, Santiago Copertari, Antonio Leal, Juan Manuel “Tete” Ordoñez Maluf, Marcos Passerini, Rodolfo Ramos, Graciela Sánchez, Liliana Tasca, Mabel Vekic.

Un viaje a través del tiempo

recta-historia

Villa Allende en números

17,5km
Separan a Villa Allende de Córdoba Capital.
27.164
Era el número de habitantes según el Censo Provincial de 2008. Hoy se estima que hay más de 32.500 vecinos.
1889
Es el año de fundación de la ciudad.

¡Tenés que visitar!

iglesia-img_9837

Parroquia Nuestra Señora Del Carmen

Este templo neogótico es obra de Augusto Ferrari, quien lo construyó sobre una capilla que habían levantado los vecinos. El arquitecto es autor, entre otros edificios, de la Iglesia de los Capuchinos.

nogal-img_9869

Nogal Histórico

Conocida por haber hospedado a San Martín, la Estancia de Saldán en cuyas tierras se ubica el nogal fue uno de los primeros puntos habitados de la ciudad. Por ella pasaron conquistadores, obispos y hasta poetas.

museo-img_9896

Museo Histórico Cultural Villa Allende

En una de las aulas de la centenaria escuela San Martín se desarrolla esta propuesta, que conjuga obras de arte, muestras históricas y exposiciones con objetos de los vecinos.